Alcalde René de la Vega, a nombre de la Ilustre Municipalidad de Conchalí y de la Corporación Municipal a través de su dirección de Infancia y Juventud, saludó a nuestras funcionarias en su día.

 

 

“Educar es dejar huellas en el corazón de los niños”. Así de profunda es la vocación del centenar de Educadoras de Párvulos conchalinas que celebraron su día junto a sus compañeras y compañeros de trabajo.

Un grupo importante de ellas asistieron a un desayuno en las dependencias de Coresam, donde el mismo alcalde llegó a saludarlas en representación de las autoridades comunales. “Su invaluable aporte a la comunidad es la base de nuestra sociedad. Hoy estamos formando nuevos conchalinos y conchalinas, y esa hermosa responsabilidad recae en ustedes, por eso se merecen un gran reconocimiento por su incansable labor”, sentenció el edil.

En la oportunidad, la máxima autoridad comunal entregó un nuevo material de apoyo para sus planificaciones orientada en el mejoramiento de sus herramientas de trabajo, lo que fue agradecido por las educadoras.