Una de las actividades fue plantar un Pimentón Chileno en el patío del jardín determinado por los cuatro puntos cardinales.

Junto a la coordinación de la Oficina de Interculturalidad del Municipio se pudo llevar a cabo esta actividad, que además de complementar el desarrollo de los niños, destaca el sello medioambientalista del Jardín Infantil así como también, la aculturación entre Pueblos Originarios. La ceremonia estuvo dirigida por las tías, invitados especiales y los niños de todos los niveles del Jardín, con distintas actividades en reconpocimiento a esta ceremonia conmemorada por el Jardín.

CORESAM destaca las distintas iniciativas culturales promovidas por el Jardín que sin duda potencian las herramientas que desde pequeños les entregan a los niños, así como también los valores que les transmiten sobre la inclusión, respeto, compañerismo y aceptación.